|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
| |
|
|
|
|
|
|
Datos curiosos. Dioses Griegos - Dioses Romanos
Escrito por María C. Rodríguez    Martes, 19 de Abril de 2011 01:34    Imprimir E-mail

Zeus - Júpiter
Hera - Juno
Afrodita - Venus
Artemisa - Diana
Demeter - Ceres
Perséfone - Proserpina
Apolo - Febo
Atenea - Minerva
Poseidón - Neptuno
Hades - Plutón
Hefesto - Vulcano
Ares - Marte
Hermes - Mercurio
Rea - Cibeles
Dionisio - Baco
Eros - Cupido
Cronos- Saturno
Gea- Tellus

Eco y Narciso: Eco era una ninfa que por haber ofendido a uno de los dioses, estaba condenada a no poder hablar, excepto por la repetición de la última sílaba de todo lo que se le dijera. Algunas fuentes dicen que Hera (Juno) fue quien le impuso la maldición exasperada por su incesante parloteo; otras fuentes dicen que fue Pan, enojado por su empalagoso amor. Tuvo la mala suerte de enamorarse de Narciso, el hermoso hijo del dios del río Cefiso y de la ninfa Liríope. Sin embargo, como ella solo podía hacer eco de sus palabras, Narciso la ignoró y ella se desvaneció en una sombra. Pero el castigo aguardaba a Narciso: egoísta y despreciativo de todas sus admiradoras se enamoró de su propio reflejo en el estanque y así murió admirándose. Los dioses lo convirtieron en la flor homónima.

El oro del rey  Midas: El rey Midas, hijo de Grodinas, un campesino que había llegado al trono de Frigia por voluntad de los dioses, creció obsesionado por las riquezas. Por ello, cuando Dionisio (Baco), le ofreció un deseo por haber ayudado a Sileno, su compañero sátiro y borrachín, Midas le pidió que todo lo que tocase se convirtiese en oro.
Todo iba bien hasta que sintió hambre. Cuando le trajeron comida ésta se convirtió también en oro... lo mismo sucedió con el vino, y tras el mismo resultado, Midas, espantado, le pidio a Dioniso que lo ayudase. El dios le dijo que se lavase en el río Pactolo, lo que explica el hecho de que aún en ese río haya polvo de oro en sus orillas.

Cronos devora a sus hijos: Cronos (Saturno) era el más jóven de los Titanes, hijos de la Madre Tierra y Urano (la tierra y el cielo). Urano, odiaba a sus hijos y los escondió en la Madre Tierra causándole gran dolor. Como venganza fabricó una hoz para Cronos y le convenció de que diese muerte a su padre. Cuando cumplió sus deseos, se desposó con su hermana Rea, pero temeroso de que sus propios hijos se levantasen en su contra, se los tragaba en cuanto nacían: primero Hestia, luego a Deméter, Hera, Hades y Posidón. Sin embargo, cuando Zeus, su sexto hijo, estaba por nacer, Rea lo alumbró en el silencio de la noche y lo confió a los cuidados de su madre, la Madre Tierra. En lugar de entregarle al bebé, le dió a Crono una piedra para que se la comiera. Cuando Zeus creció, pidió ser el copero de Cronos.. le preparó pues a su padre una poderosa sustancia que le hizo vomitar a la piedra y a sus otro cinco hijos mayores. Zeus, luego condujo a sus hermanos a la guerra contra los Titanes, a los que vencen y destierran al Tártro, en el mundo subterraneo. En adelante, Zeuz reinaría como el jefe supremo de los dioses.

El vellocino de oro: Jasón, hijo del rey Esón, depuesto por su hermanastro Pelias, fue criado por el centauro Quirón. Cuando creció, fue a la corte de su tío para plantearle su pretención al trono. Pelias, adviertido de que desconfiase del hombre con un solo pie calzado (tal como lo hacía Jasón) accedió a nombrale heredero si le traía el Vellocino de Oro, que pertenecía a Eetes, cruel rey de Colquide. Con la ayuda de Atenea, construyó un barco, el Argo y reunió para su tripulación a unas cincuenta personas: los argonautas, muchos de los cuales se habían educado con Quirón. Luego puso rumbo a Coloco, donde la hija de Eetes, Medea, la hechicera, se enamora de él y lo ayuda a robar el Vellocino del  y luego a escapar. De regreso a su país, Media mata a Pelias, pero extrañamente, Jasón no reclama el trono. En su lugar, la pareja vivió en Corintio durante diez años hasta que Jasón rechaza a Medea para casarse con Glauce, hija del rey Creonte. Medea mata a Glauce para vengarse y también a Creón y a sus propios hijos con Jasón. Luego huyó. Jasón muere de viejo, aplastado por la proa del Argo.

María C. Rodríguez

 

Este contenido esta archivado. No puede comentarlo.

       LAS 5 ULTIMAS OPINIONES

Copyright 2014 LIBRE, L.L.C. All rights reserved.