|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
| |
|
|
|
|
|
|
José Angel Buesa: Poeta romántico y maestro del tecnicismo literario
Escrito por Rowland .J. Bosch    Martes, 15 de Marzo de 2011 00:03    Imprimir E-mail

Siempre en la obra de un poeta hay algunos poemas que permanecen en la memoria de los amantes del verso. Son los que le dan la fama aunque no sean ni siquiera los mejores del autor. Así, por dar ejemplos tenemos a Hilarión Cabrisas con su  nunca olvidado ¡La lágrima infinita”; a Rubén Darío con su “Sonatina” y la “Marcha Triunfal” En el caso de Buesa  esta preferencia o predilección del público  recayó en “Poema del Renunciamiento” de su libro Babel (1936) que fue publicado nuevamente en 1943 en su libro Oasis, que ha sido el más conocido con más de diez ediciones.

José Ángel  Buesa nació en Cruces, Las Villas, el 2 de septiembre de 1910 y fallecido en Santo Domingo, el 15 de agosto de 1982, en su domicilio, de cáncer pulmonar; era un empedernido fumador, vicio que lo llevó a la tumba. Fue sepultado en el Pabellón de la Asociación de Cubanos Residentes en República Dominicana, en el cementerio de Cristo  Redentor, en las afueras de Santo Domingo.

Al marcharse de Cuba se radicó definitivamente en la patria de Máximo Gómez, donde ejerció como profesor de español en la Universidad Pedro Henríquez Ureña. Allí continuó escribiendo varios libros de poemas entre ellos Naipes Marcados (1975), Libro de Amor (1980) y Año Bisiesto (1976), que es en realidad  un compendio de anécdotas, que él confiesa ser enteramente ciertas, a través de su vida, salpicado de varios poemas.

Buesa fue un perfeccionista de su obra poética: por ejemplo, años después de aparecer su “Poema del Renunciamiento” lo publicó de nuevo en Oasis haciéndole varias modificaciones. Sus versos son rítmicos, asonantados o consonantados con la musicalidad que caracteriza a toda su obra. 

Buesa a pesar de su ego e inspiración y su fama de poeta fue  muy criticado por otros poetas de su época, especialmente por los del grupo “Orígenes” que se daba a conocer entonces y que en contraste con Buesa tendían a la escuela vanguardista. Un poeta muy amigo mío  me decía con mucho acierto que el error de Buesa fue haber nacido fuera de su tiempo. No obstante, ahí están para apoyar su obra comentarios de Luis Mario, Eugenio Florit y sobre todo Agustín Acosta, bien llamado el poeta de “La Zafra” y “Poeta Nacional de Cuba”.

Hay un poema  en la obra de Buesa que no se ha publicado con frecuencia y que considero uno de sus mejores trabajos; me refiero a “El hijo del sueño” que fue inclusive grabado en un disco L. P. por el genial recitador cubano Jorge Raúl Guerrero. Otros poemas hermosos son “ Carta a Ud.”, Elegía para ti y para mí”,”Carta sin fecha”, “Canción de Lluvia”, “Poema del pecado” y “Elegía lamentable”.

Entendía perfectamente el inglés, el francés, el portugués y el alemán. De su prosa, que era excelente, escribió varias novelas radiales y programas para la radio. También escribió su “Método de Versificación” que es una obra muy completa, y donde ataca al vanguardismo, al que declara “La expresión del arte totalitario”.

En 1989 el poeta de Miami, Luis Mario edita la Antología Poética de Buesa donde recoge poesías de sus distintos libros y la declara “Total antología de un poeta total”, y nos dice que su obra está iluminada por una técnica depuradísima en el manejo del verso que precisamente le da a su obra la difícil facilidad que caracterizan sus versos” sin embargo, hemos notado que Luis Mario, que sin duda es un gran poeta, ha derivado su obra hacia otros estilos, a pesar de que por un tiempo fue su declarado alumno.

Pronosticamos que José Ángel Buesa “El poeta del amor” seguirá presente en el futuro mientras haya en el mundo almas románticas.

Un Poema de José Ángel  Buesa:

LA ESTRELLA

Yo sigo enamorado de la estrella
 que iluminaba mi melancolía,
dándole miel a la ternura aquella
que acaso era vulgar, pero era mía.

Mi corazón ha envejecido un poco,
pero a pesar de su envejecimiento,
 me duele todavía si lo toco
y todavía se me va en el viento.
 
Y tercamente, qué sé yo hasta cuándo,
 mi viejo corazón sigue esperando
la última rosa del jardín marchito.

Y ya después no importa que se vaya,
 como la última arena de la playa,
 con el último verso que haya escrito.


 Rowland  .J. Bosch

 

 

 

Este contenido esta archivado. No puede comentarlo.

       LAS 5 ULTIMAS OPINIONES

Copyright 2014 LIBRE, L.L.C. All rights reserved.