|
|
|
|
|
|
|
|
|
|
| |
|
|
|
|
|
|
Rogelio Martínez, el grandioso “Limonar”
Escrito por Roberto Rodríguez de Aragón    Miércoles, 09 de Junio de 2010 21:17    Imprimir E-mail

Acostumbramos comenzar la mañana, después de darle gracias a Dios, por ver el amanecer de un nuevo día, oímos el programa de Oscar Haza y continuamos, leyendo el periódico, mientras desayunamos. Uno de esos  días a fines de mayo, leímos la noticia del fallecimiento del famoso pelotero cubano, “Limonar” Martínez. La noticia nos impactó grandemente.
Moría otro de los grandes afectos de nuestra familia. Rogelio Martínez conocido en el Base Ball amateur y más tarde en la liga profesional, por el apodo de “Limonar”. Con ese apodo, todos pensaban que era hijo del muy querido pueblo de ese mismo nombre, barrio de cabecera del Municipio de Guamacaro, en la provincia de Matanzas. En los cientos de preguntas que le hacían periodistas y fanáticos del deporte de las bolas y los strikes, siempre salía a relucir, su lugar de nacimiento en Limonar. Rogelio, con la misma calma que lo caracterizó cuando se encaramaba en la lomita, para enfrentar a peligrosos bateadores, contestaba con su sonrisa habitual, cito: “No, yo nací en Cidra, aunque quiero mucho tambien a Limonar”.

En efecto Rogelio, el grandioso “Limonar” Martínez, había nacido en la finca “Acana”, en Cidra,  propiedad de mi inolvidable abuelo, Don Antonio Rodríguez Villanueva. El fallecimiento ocurrido a los 91 años de edad, de este gran atleta,  pero insuperable persona, por su educación, honestidad. Carácter y simpatía, nos trajo a la memoria muchas anécdotas del buen amigo. Hace aproximadamente más de un año, falleció su adorada esposa la Sra. Olga Alonso, querida profesora que ejercía su magisterio en el colegio público, situado en la propia finca “Acana”. En su paso por el mencionado colegio, sembró no solo la enseñanza en sus alumnos, también cosechó el cariño de ellos,  sus padres y en los vecinos de la zona. La familia de Olga, fueron propietarios de la afamada dulcería, “La Crema”, en la ciudad de Matanzas, hasta que el castrato se la robó, al igual que todas las cosas que producían trabajo, moviendo la economía en nuestra querida e inolvidable patria. Su muerte, fue un duro golpe para Rogelio, había sido un feliz matrimonio por más de sesenta años, premiado con dos lindas hijas.

Como homenaje al grandioso “Limonar”. recordamos en este artículo de “Libre”, que  emotivamente informó de su fallecimiento, estas anécdotas de su vida deportiva, muy especial con el Deportivo de “Matanzas”, ciudad donde era un ídolo. Como también sus compañeros del team, los lanzadores, Sandalio “Potrerillo” Consuegra, “Catayo” Gonzáles y el resto de la novena, como Angel Fleitas, (el Americano), Rouge Avalos, Derubin Jácome, “Meggin” Gallart, “El Curro” Pérez, Esteban Masiques y otros. “Limonar”, siendo picher del Deportivo, tuvo un año muy malo en su trabajo. Constantemente a los pocos inning de lanzar, le comenzaban a molestar ampollas en su mano prodigiosa para agarrar la pelota y lanzar. Esto obligó a Enrique Viera, propietario del Deportivo Matanzas y a su manager, Pipo de la Noval,  buscar lanzadores para auxiliar a su estrella “Limonar” Martínez. En esa labor de scout, fue que surgieron “Catayo” que lanzaba en la liga de Base Ball, que tenían las Fuerzas Armadas de Cuba y a “Potrerillo”, proveniente del campeonato amateur que se jugaba en la provincia de Las Villas. Al unirse estos magníficos piches a Limonar, surgieron los llamados “Tres Mosqueteros”. Que tantos juegos ganaron.

Mi Papá, que era un furibundo fanático  del Base Ball y apasionado matancero por encima de todo lo demás, no se perdía un juego del Deportivo de Matanzas. Claro está, mi hermano Fernando y nosotros, con Papá, íbamos también a todos los juegos, fueran donde fueran. Junto a nosotros, muchas veces iban nuestros inolvidables amigos, el Dr. Narciso Foret Díaz y el Dr. José Sanpedro Camus. (Ambos ya fallecidos) en uno de esos juegos, lanzaba “Limonar” y en el segundo innig, el manager del Deportivo Pipo de la Noval, tuvo que sustituirlo. Las ampollas de su mano derecha, sangraban abundantemente. Después del juego, que por supuesto ganó “Matanzas”, con nosotros regresó “Limonar”. El Dr. Foret, apenado como todos los fanáticos, por lo que estaba pasando el gran lanzador de Matanzas, le dijo: cito: “Limonar, te voy a recomendar una cura, para que no te salgan mas esas ampollas. Por la mañana al levantarte y durante el día, cada vez que tengas la oportunidad, te orines esa mano”. Rogelio, educado, decentísimo y retraído, con su hablar pausado, se puso “tan rojo como un tomate”, sin saber que contestar. Papá, dándole casi una orden, al igual que si fuera un hijo más, le dijo, cito “haz lo que te manda Foret, el es muy buen médico y lo que quiere que hagas, daño no te hace, prueba el remedio”. Rogelio, con voz baja, accedió hacer la prueba y los resultados fueron de cura total, hasta el último día que picheó.

Otra anécdota. Nos llama por telefono “Limonar” desde Matanzas, para decirnos que estaría al día siguiente en la Habana con Consuegra  y querían que los acompañara a una entrevista con Miguel Ángel González, propietario y manager del glorioso Club “Habana”, los queridos “Leones”. Nosotros fanáticos de ese team, nos llenó de satisfacción pensando que ambos firmarían con el “Habana”. Llegamos temprano al Stadium de La Tropical”, donde se jugaba el Campeonato Profesional de Base Ball, antes de construir Boby Madura, el Stadium del Cerro. Estaban ya en las prácticas de  antes del juego, los del Habana. Bajamos al terreno y tan pronto Miguel Ángel González los vio, acudió a ellos. Después de los saludos habituales, se dirige a ambos y les dice, cito: “He querido hablar con Uds. dos para ofrecerles un contrato con el Club, por $125.00 pesos al mes”. Cierro la cita. “Limonar” y “Potrerillo”, se miraron mutuamente y se echaron a reír, diciéndole Consuegra al afamado manager (el mejor que tuvimos en Cuba, pero con fama de ser muy tacaño), cito: “Miguel Ángel, más que eso, ganamos nosotros en un juego”. Dándonos nosotros cuenta de la situación, al ver la cara que puso Miguel Ángel, por la condición de amateur que tenían los dos grandes lanzadores. Intermediamos, diciendo, cito: “Si Miguel Ángel, muchos fanáticos cuando pichean en la forma magistral acostumbrada de ellos, le regalan, desde $1.00 peso hasta $100.00 pesos, por el trabajo realizado. Despidiéndose “Limonar”, diciéndole al sorprendido manager: “Gracias Miguel Ángel, por haber pensado en nosotros”. El famoso manager, respondió, cito: “Bueno, si cambian de opinión, vienen a verme”. Pasado un año o dos, Rogelio Martínez, el grandioso “Limonar”, firmaba con los Alacranes del Almendares y Potrerillo Consuegra, con los Tigres del Marianao (anteriormente “Los Monjes”).

“Limonar”, años más tarde, fue cambiado al Marianao y vistiendo las franelas de ese Club, propinó “un no hit, no run”, a su antiguo equipo del Almendares. Recibiendo de la revista Bohemia, $1,000.00 pesos por esa proeza, que le donaba al feliz picher que la realizara. En aquella época el peso cubano, valía dos centavos más que el dólar de USA. No era como hoy, que esa cantidad, serian unos $10.dólares de USA.
Fueron años gloriosos, en todos los aspectos que se vivieron en nuestra amada patria. Florecía la industria privada y el Base Ball, se jugaba todo el año, diferentes ligas funcionaban a todo lo largo y ancho de la isla, con muy buena organización y disciplina. La más importante en los amateur, lo fue la Liga Nacional de Base Ball Amateur, de la que salieron grandes peloteros. Estaba también la Liga de Pedro Betancourt, integrada por Centrales Azucareros y Liceos de diferentes municipalidades. En Oriente funcionaba una gran liga, que también produjo muchos valiosos peloteros e igualmente en Las Villas, Camagüey y Pinar del Rió. Además las ligas colegiales y el Campeonato del “Big Five” integrado por los cinco clubes sociales más importantes. Así fue como se llegó a que Cuba, tuviese un team de Base Ball, en la Liga de la Florida y más tarde en la Liga “Triple A”. Como decía el slogan del tema de Cuba, “Un pasito más y llegamos”. Pero no se contó con el Chacal de Birán, que terminó con todas esas ligas y principalmente con la profesional, para surgir con una organización dominada por la tiranía que ensangrienta a Cuba y la anega en lágrimas.
No podemos dejar de mencionar a un gran americano, que mucho ayudó a los jóvenes peloteros cubanos para que llegaran al Base Ball profesional de USA. Se trata de nuestro amigo Joe Cambria, que orientó mucho a “Limonar” Martínez, desde que lo firmó para el club de la Liga Americana, los Senadores de Washington, en el que actuó después de haber jugado en las ligas menores.
Nuestro más sentido pésame a sus hijas y demás familiares y rezamos  por su descanso en la paz de Nuestro Señor Jesucristo.


NOTA DE AGRADECIMIENTO
Muchísimas gracias a todos los lectores amigos de “LIBRE”, que se han preocupado por nuestra ausencia durante las tres últimas semanas, escribiendo la habitual columna, para el importante Semanario.
Gracias a Dios, no ha sido por falta de salud. En este número reanudamos la habitual columna “La Cuba de Mañana”,  que por algunos años hemos estado escribiendo.

SENTIDA PÉRDIDA
El pasado 26 de mayo, falleció en esta ciudad, después de largo tiempo estando delicada de salud, nuestra distinguida amiga, Sra. Graciela Freixas Vda. de  De Cárdenas, quien fuera amantísima esposa del distinguido abogado y nuestro gran amigo, el Dr. Mario de Cárdenas, fallecido hace algunos años en esta ciudad. Mario, además de haber ejercido la profesión de abogado, con éxito, demostró su patriotismo ayudando a la lucha por la libertad de Cuba, por su vinculación con la Junta Patriótica Cubana, apoyando con generosidad la labor desarrollada de su gran amigo, el Dr. Tony Varona (q.e.p.d). quien fue su Presidente, desde su fundación, hasta su triste fallecimiento
Nuestro más sentido pésame a su hermana, la Sra. Silvia Freixas Vda. de Sánchez, a sus sobrinos, sobrinas y demás familiares. Nuestras oraciones por su eterno descanso en la Gloria de Nuestro Señor Jesucristo.
 

 

 

Este contenido esta archivado. No puede comentarlo.

       LAS 5 ULTIMAS OPINIONES

Copyright 2014 LIBRE, L.L.C. All rights reserved.